Actualizaciones y reseña de libros

Desde mi cueva de ermitaño sale este nuevo reporte. En el retiro, no mucho salió de acá, solo un para de mini entradas. ya sé que de esas mini entradas solo publiqué un par al principio para luego desaparecer. Me gustaron mucho y pretendo retomarlas en el futuro. Lo siento, pero al ser un ermitaño que vive en una cueva, no hay mucho que reportar… ni menos momentos que resaltar.

Luego de una eternidad sin entradas robustas, tengo ganas de escribir un poco más. Ahora que todo está un poco más tranquilo, me he dedicado a reorganizar cosas. La lata es que me he encerrado mucho en la casa. Creo que he salido unas dos veces solo. Pero no pasa nada, es el precio que uno tiene que pagar para reestructurarse. Bastante difícil está saliendo este emprendimiento. Poner las cosas en orden, cuando uno tuvo un año de locos, es una tarea casi imposible.

Desde marzo que las cosas han cambiado. Fallé, me levanté y fallé otra vez. Ahora, empiezo a temer el tercer strike. ¿Qué es lo que va a pasar? Ni idea, pero se sigue trabajando. Solo me queda transformar este torbellino de cosas que intento hacer en algo productivo.

La entrada ya la estoy escribiendo tarde, probablemente la dejé descansar antes de publicarla -volví a esta parte después de terminar y creo que ya descansó demasiado-. ¡Bueno! empecé a leer, me estresa un poco leer tanto y no producir textos, incluso me atrapa en un circulo de reproches: al escribir siento que necesito leer para mejorar y cuando me pongo a leer siento que debo dejar el libro de lado para ponerme a escribir algo mío. En fin, empecé a leer y quería compartir la experiencia un poco con el vacío electrónico.

Y acá estamos, en una nueva sección para este blog, en la que hago reseñas para libros. No soy un literato, la verdad leo bien esporádicamente (lo notarán en mi selección de libros). Así que no se esperen una análisis profundo ni una reseña digna.

libro

Traté de hacer una sesión fotográfica con los libros de esta semana. Traté de jugar con las luces para solo quedar con una iluminación de película porno de cuarta.

Hice un poco de trampa con estos libros ya que algunos los empecé a leer un par de días antes de que empezara la semana (Nota: estos son los libros que leí la semana pasada). Los libros no son muy actuales y la decisión de leerlos no va más allá del hecho de que estaban en mi librero y ya les venía echando el ojo.

Acá vamos:

hp

HP1 o Harry Potter y la mafia de Gryffindor en la copa de las casas

Voy a empezar por el niño del cumpleaños, el niño que vivió: Harry Potter y la piedra filosofal.

Parto por algunos detalles. Harry Potter (o como se le conoce en el mundo tecnológico, HP) fue publicado el 26 de junio de 1997 por la ahora aclamada autora J.K. Rowling. El libro hace poco cumplió 20 años desde su primera publicación. Yo no tenía idea. No pudo haber una mejor ocasión para leerlo. Decidí que ésta sería la primera vez que leo el primer libro de Harry Potter. La verdad es que la primera vez fue hace un montón de años y lo tuve que leer para el colegio. No hay nada peor que leer obligado, así que le presté muy poca atención y complementé la lectura con la película, lo sé, era un pequeño iluso en esos tiempos.

Esta edición de tapa dura es especial, trae ilustraciones hechas por Jim Kay. Están lanzando estas ediciones ilustradas de la saga completa de forma anual. El 2015 salió el primero, el año pasado salió la camara secreta, este año… bueno, ustedes saben cómo va. El precio (unos 30 dólares aprox. acá en Chile) es razonable, las ilustraciones son bellísimas y le hacen justicia al mundo creado por Rowling. Así que si pueden, añadan esta edición a su colección.

Hermione-Door_web-871x1024

Hermione por Jim Kay

La primera entrega de Rowling narra la historia de Harry Potter, un huérfano que tiene que aguantar sus días en la casa de sus tíos, los despreciables Dursley (cómo detesto a esta familia). Harry se vio obligado a vivir a la sombra de los Dursley quienes siempre lo veían como una molestia. Todo cambió en la víspera de su décimo cumpleaños que con una carta. ¿Qué dice la carta? tardaremos en saber, su vil tío Vernon parece aborrecer la correspondencia que recibió su sobrino. Las cartas siguen llegando y tío Vernon ya no lo soporta más, decide tomar a toda la familia y se los lleva a un sombría isla (¿piedra? No sé, pero solo tiene una triste choza) .

Sin importar qué tan lejos se lleven a Harry, su destino lo terminó alcanzado. La carta encontró su camino a través de Hagrid, el enorme guardabosques de Hogwarts, la mejor escuela de magia y hechicería. Resulta que Harry es un mago y que ha sido admitido en Hogwarts. Hagrid, además, le revela la verdad acerca de sus padres, ellos también eran magos y que tristemente murieron en las manos de Voldemort, el mago más temido y tenebroso de los últimos tiempos. Harry no es cualquier mago tampoco. Cuando era tan solo un bebé logró sobrevivir al ataque de Voldemort que lo dejaría huérfano. Después de ese ataque, Voldemort desapareció del mundo mágico y Harry se volvería en una estrella, el niño que vivió.

Harry entra a Hogwarts en donde conoce a nuevos amigos y descubre un mundo lleno de maravillas, pinturas vivientes, escobas voladoras, dragones y todo lo que pueda salir de una varita mágica. Su fama inesperada, sin embargo, no le sirve de mucho. Harry tendrá que probarse a sí mismo y adaptarse a este mundo completamente distinto, lleno de cosas nuevas y de misterios que lo pondrán a él y  a sus amigos en peligro.

En cuanto al libro, qué se puede decir, es Harry Potter, todo el mundo lo ha leído y si no lo han leído… ¿Qué hacen leyendo esto? Quizás, le puse mucho entusiasmo, HP es muy entretenido y la historia te engancha de inmediato. La historia nunca aburre y todo está dispuesto en ordenados capítulos. Las reglas del mundo mágico quedan claras y desde el capítulo once, «Quidditch», la cosa se enciende y de ahí no para hasta el final.

Obviamente el libro es mucho más completo que la película, esclarece algunas cosas que quizás no se resaltaron bien en la película. Sin embargo, no se esperen un desarrollo de personas significativo, cada uno de los protagonistas tiene una característica que si es negativa, la superan, y si es positiva, la refuerzan. Antes de que me apedreen, esto no tiene nada de malo, el libro es para una audiencia joven y desde el principio la autora decidió que sería una saga, así que tendría libros de sobra para crear personajes más completos.

Ya sé que mencioné que el libro es para una «audiencia joven», pero, por ningún motivo hay que menospreciarlo. Las temáticas cubren muchas cosa que nos pasaron cuando éramos más chicos. Sin embargo, hay muchas cosas que, como adulto, se aprecian, les recomiendo que le pongan especial atención al «espejo de Oesed».

Entiendo cómo este libro ha introducido a toda una generación a la lectura. Es increíble, incluso se volvió un fenómeno que hizo que la juventud (qué manera de sonar como un vejete) lea más y que, además, lea libros más largos.

Nota: Si no se nota, me gusta mucho Harry Potter, crecí con esta historia. El libro realmente tiene una magia propia. Tres ranas de chocolate y media de cinco.

Ahora que la reseña terminó puedo ñoñear un poco. Tuve la suerte de ir a babear un rato a King’s Cross, donde está la tienda y la plataforma 9 3/4.

 

img_2283.jpg

IMG_2282.JPG

Lo sé, soy el más cool de la foto… mejor seguimos.

El último deseo-3416

El último deseo (The Witcher) o Cómo conocí a Yennefer

No sé mucho de Polonia, pero sé que esta saga de libros, escrita por Andrzej Sapkowski, ya va para ser un tesoro nacional contemporáneo. Digo saga y ¡vaya, qué saga! Se han lanzado ocho libros desde 1992 hasta la fecha. El último deseo es el segundo libro de esta gran saga, sin embargo es el primero en la cronología de Geralt de Rivia. Quizás para algunos fanáticos de los juegos de The Witcher sea una sorpresa que el brujo peliblanco empezará sus servicios de «exterminador» de bestias primero en los libros y menos que estos hayan empezado hace ya más de veinte años.

El último deseo a lo largo de sus trece capítulos repartidos en 254 páginas nos narra varias historias cortas centradas en Geralt de Rivia, un experto con la espada y con habilidades sobrenaturales. Geralt pertenece al gremio de los brujos, humanos que han pasado por un arduo entrenamiento y por modificaciones las cuales le dan acceso a sentidos más agudos y afinidad por la magia. Todo esto al coste de su humanidad, los brujos pasan a ser una especie de mutantes. El gremio crea estos brujos con el fin de dar caza a todas las bestias y monstruos que causan estragos. Geralt es muy eficiente en su trabajo y las personas al parecer tienen problemas que hombres como este brujo pueden resolver. Sin embargo, la naturaleza de estos problemas pone a Geralt en constante conflicto con su ética y código profesional.

La historia está dividida en dos líneas narrativas. El marco principal es «La voz de la razón». Éste narra la estadía de Geralt en el santuario de Melitele tras sufrir graves heridas infligidas por una estrige, una mujer transformada en monstruo por una maldición, en el capítulo anterior. Desde esta estructura principal se introducen conceptos o recuerdos que dan pie a los capítulos que le siguen.

A pesar de lo enorme que es el universo, Sapkowski crea solo unos cuantos personajes que vale la pena mencionar. Todos los capítulos le dan forma a un mundo fantástico similar a otros creados en la fantasía, reinos con problemas políticos, razas antiguas que perdieron su lugar ante la expansión de los humanos y pequeños pueblos bajo el constante azote de bestias y horrores de todo tipo. Sin embargo, siento que todo esto desaparece al terminar el capítulo. Una vez cerrada la trama, cada lugar solo se vuelve un punto en el mapa, cada personaje, ya sea un rey o un campesino, pierde su significancia. Esto no tiene nada de malo, pero, ha de dejarse en claro que los lectores que busquen en el último deseo una universo a la Tolkien deben prepararse para ser decepcionados.

A continuación describiré los personajes principales de la novela (los personajes que están mejor definidos). Sin embargo al detectar el carácter de estos personajes, nos damos cuenta de que todos, de cierta forma, caen en algunos clichés recurrentes.

Geralt, el héroe de la novela, se luce por su perspicacia y elocuencia, rara vez se ve sobrepasado por lo que lo rodea. Siempre logra surgir con un comentario que descoloca o encanta y su habilidad con la espada lo vuelve firme ante la amenaza. Lo que atrae de Geralt es que nunca llega al nivel de la arrogancia. Este protagonista puede caer ante el cliché del héroe de acción de pocas palabras, el héroe que supera todo y que ya está totalmente resuelto. Sin embargo, Sapkowski, se mete en los temores de Geralt. Por más orgulloso que éste sea, podemos entrever el conflicto interno del personaje, un conflicto arraigado en su identidad. Personalmente, me agrada la intención de crear un personaje que luzca fuerte para luego dar una pequeña muestra de las hendiduras, cicatrices y fallas. Todavía más cuando estos personajes son los protagonistas.

Como mencioné anteriormente, la narrativa del libro se introduce gracias al conjunto de capítulos «la voz de la razón». Estos pequeños capítulos cumplen un rol introductorio. Como mencioné, narran la estadía de Geralt en el santuario de la diosa Melitele. El santuario está dirigido por Nenneke quien parece tener una relación amistosa con Geralt, ya que le da acogida en el santuario e incluso lo defiende más adelante. La relación que tiene con el protagonista podría ser tomada como la de una guía espiritual si no fuera porque Geralt se presenta escéptico ante la religión. Tras el total rechazo de Geralt, Nenneke termina desempeñando un papel un poco más materno con Geralt. Bueno, si no lo adivinaron todavía, Nenneke es la voz de la razón.

Otro personaje que aparece en el templo de Melitele, aunque no tan bien recibido por Nenneke, es Jaskier. La aparición de este poeta andante me complicó un poco. Sentía que el libro tenía su elemento de comedia (Geralt tenía sus momentos) e incluso habían representaciones de cuentos de hadas que también le añadían encanto a la historia. Jaskier pasó a controlar las situaciones cómicas, se vuelve en una especie de alivio cómico. Sin embargo, no soy duro con Jaskier. A través de él, entendemos mejor a Geralt, le quita el rol cómico al personaje principal justo para el desenlace y, en dicho desenlace, se vuelve una pieza que mueve la trama. El poeta resulta ser genuinamente cómico.

Por último, no se podía dejar afuera a Yennefer, después de todo el libro fácilmente se puede llamar cómo conocí a Yennefer. La señorita en cuestión es una hábil hechicera con poderes que varían desde reducirle la panza a doncellas descuidadas hasta cambiar su propio aspecto físico. Queda claro que Yennefer es de armas tomar. No es para nada la damisela en peligro. Desde el primer momento en que se encuentra con Geralt nos damos cuenta que ella es mucho más poderosa e inteligente que él. Sin embargo su arrogancia la lleva a una situación en donde queda expuesta y necesita a Geralt para salvarse. Al final, termina cumpliendo el papel de damisela en peligro, aunque no de una manera que redefina a Yennefer. La hechicera mantiene su poder y todavía se siente que va siempre un paso adelante de Geralt. Por último, aunque podemos ver más trazos y aristas en Yennefer que en Jaskier, lamentablemente, me quedé con gusto a poco.

El último deseo es una lectura entretenida, con buena acción y un protagonista interesante. Si a ustedes, queridos lectores, les gusta la fantasía, les va a gustar el último deseo. El libro da un buen rato y se vuelve cortísimo. Si tuviera que dar un veredicto del libro diría que es correcto. Sin embargo se queda ahí, es correcto, nada más, no se cae, pero tampoco sobresale.

Nota: Para éste no se me ocurrió una forma relacionada con el libro para ponerle nota. Incluso la nota misma me cuesta un poco, estoy entre un dos y un tres de cinco. Tiene una historia entretenida, pero supongo que mis expectativas eran demasiado grandes para el ruido que hacía este libro.

¡SIGUIENTE!

leprinc

El principito o el libro que llegó quince años tarde

Esta será una cortita. Leí el principito el domingo para bajar un poco las revoluciones. Qué manera de calmarse. Diría que ese domingo fue un viaje. Esta pequeña novela, escrita por el francés Antoine de Saint-Exupéry, fue publicada en 1943 (una no muy linda época para la humanidad) y ha sido una de las obras literarias más notorias del siglo XX. Ha pasado por un montón de adaptaciones, incluso hace un par de años estrenó otra adaptación al cine. Con contarles que los noticieros ya estaban reportando una obra de teatro del principito para estas vacaciones de invierno.

Al ser un libro «infantil» no le faltan ilustraciones. Las acuarelas de Antoine de Saint-Exupéry son preciosas y le vienen como anillo al dedo a la lectura.

0c67035dbe67d7724eae16f3924cf085

El principito – Antoine de Saint-Exupéry

A lo largo de mi vida, el principito siempre apareció en las conversaciones y cada vez que surgía, saltaba alguien diciendo que éste es el libro que se debe leer varias veces a lo largo de la vida, que siempre va a significar algo distinto. Llevo años escuchando esto y siempre lo ignoré. Me compré una versión bilingüe en una de esas ferias del libro que aparecen por el centro de Santiago (con mi idea de que algún día sabré francés) y, en mi típica costumbre, lo dejé en mi repisa para luego olvidarme que lo tenía. Estaba leyendo muchas cosas esa semana y quería seguir con la racha, pero tampoco me quería sobrecargar con lecturas. Así fue como el principito salió y me salvó de un domingo de tedio.

El librito es cortito y conciso, no voy a entrar mucho en detalle. Creo que el libro está escrito de una forma que presenta varias situaciones que se pueden derivar en distintas interpretaciones. Personalmente, todo queda en el tema de crecer, de volver a la simpleza de la infancia. Escribir sobre el principito se volvió un poco más relevante para mí ahora. Hace no más de dos días, interactúe con dos niños, con dos principitos chilenos. Pequeños hombres que no temían darte la mano y compartir su mundo. No temían verte como un igual. En ese momento me sentí un igual y era un niño más; recordé que las antenas de tele son las mejores espadas, que un águila puede nacer de la sombra de dos manos y que si uno tiene ánimo de jugar, siempre aparecerán amigos nuevos. Ésta es la magia del principito. Espero que mientras lean esto, recuerden que las cosas son simples y es uno quien complica todo con ese asunto de ser adulto.

No diré mucho de la trama, ya que es bastante simple y creo que éste es mejor leerlo y no explicarlo. Solo diré que al final, me quedé muy feliz por el principito.

Nota: El principito es un fácil cuatro y medio de cinco. Éste es el libro que siempre provee. Una bonita historia que espero que a los hombres máquina les haga un poco de ruido.

Watchmen

Watchmen o lo que pasa cuando Marvel se vende a Disney

Aclararé de inmediato mi título sugerido, creo que es una opinión impopular. Disney arruinó el género de los superhéroes, lo convirtió en una parodia, un vil chiste digno del comediante. Quizás sí, Disney ha tratado a las franquicias que compra con respeto. Sin embargo, déjenme hacerles una pregunta ¿Qué película recuerdan más? ¿Los Avengers: La era de Ultrón o Batman: El caballero de la noche? ¿Cualquier Thor (ni sabía que había más de una) o Deadpool? Lo mismo pasa con Star Wars, a penas recuerdo que salió la séptima y eso que la vi tres veces (¡el imperio contraataca hasta la muerte!). Los superhéroes de Marvel van a caer eventualmente en el olvido y pasarán por una crisis existencial. Lo mismo que pasan ahora los héroes de Watchmen.

Bueno, esa fue mi aclaración del título sugerido, imagínense si el capitán américa supiera lo que Disney le está haciendo. El pobre, al igual que Daniel Dreigber (búho nocturno), ya ni tendría fuerza para levantar su asta (para los que se perdieron la referencia, me refiero a lo de allá abajo).

Con mi crítica a las tendencias del cine pésimamente infiltrada, seguiré con mi reseña. Watchmen es una novela gráfica publicada por DC comics en 1986, lanzó doce volúmenes y fue escrita por Alan Moore e ilustrada por Dave Gibbons. Esta obra ha sido una de las más influyente dentro de su género. Ésta es la única novela gráfica que entró al top 100 de la revista Times de las mejores novelas escritas en inglés. Además, fue adaptada al cine en el 2009 por Zack Snyder. Las diferencias entre la película y la novela gráfica son enormes, pero sería injusto criticar una película por no poder adaptar una historia como la de Watchmen. Solo diré que si les gustó la película, vale la pena leer Watchmen.

Son los ochentas y se nota. El mundo está dividido en dos, la unión soviética y los estados unidos están al borde de una guerra nuclear. El contexto histórico de la época se asemeja bastante a la realidad (Nixon es presidente e incluso hasta aparece la guerra de vietnam). Incluso, algunos personajes juegan un papel importante en los eventos históricos del mundo que los rodea. La historia del mundo de Watchmen comienza a final de los años 30 con el surgimiento de la justicia encapuchada. Esto podría ser un paralelo a la creación de los primeros superhéroes de comics, como Batman y Superman. Pero, y es un gran pero, donde los héroes insignia de DC encontraron popularidad y gloria, los justicieros de Watchmen se encontraron con un mundo más frío, un mundo real.

Pasan los años y el mundo ya no es lo mismo, un superhombre azul cercano a la omnipotencia y omnipresencia ha aparecido, el Dr. Manhattan. Ahora, un dios camina entre los hombres. Éste se vuelve en el arma más letal de los Estados Unidos. El hombre que puede hacer y deshacer con un movimiento de su mano fue una pieza clave en la guerra de Vietnam y tornó a los héroes de antaño y a la lucha por la justicia en un chiste. Hablando de chistes, otro personaje relevante es el comediante, el único héroe de la era dorada que se mantuvo activo. A pesar de que empezó igual que sus colegas, persiguiendo a villanos disfrazados, su rol como justiciero cambia. Todo esto al entender el mundo en el que vive. El comediante pasa de ser un héroe a un soldado, un cruel y sádico soldado.

3198300-9454294385-WATCH

La primera ola de superhéroes dejó una marca y eventualmente surgió una nueva generación de vigilantes. Uno de los justicieros clásicos, búho nocturno, reaparece. Sin embargo, el hombre detrás de la máscara es otro. Esta vez es Daniel Dreigber quien hereda las mallas de quien podría ser una referencia a Batman. Otra heredera de los primeros justicieros es Laurel Juspeczyk quien sigue los pasos de su madre y decide convertirse en el espectro de seda. Adrian Veidt también se une a esta nueva ola y se convierte en Ozymandias, lo más cercano que tiene Watchmen a un superhéroe (El Doc Manhattan no cuenta), además de ser denominado como el hombre más inteligente del mundo. Pero, no todos los héroes son admirables, desde lo más oscuro de la sociedad sale Rorschach, un vigilante que no teme romper la ley, y de paso algunos dedos, para atrapar a quienes considera como malhechores.

Mucha historia pasa y en el presente ya nada es igual. Ya nadie quiere a los héroes, solo la policía se encarga del crimen y el mundo está más preocupado por la bomba y los rusos que de los ladrones y asaltantes. El Dr. Manhattan trabaja para el gobierno, Ozymandias reveló su identidad secreta y comercializa su imagen, para luego convertirse en un poderoso magnate de la energía. Casi todos los héroes están retirados, Daniel y Laurel siguen una vida normal. Digo casi todos porque solo un encapuchado es lo suficientemente extremo para no renunciar, Rorschach nunca colgó la máscara y es marginado por sus pares debido a sus métodos.

El primer volumen de Watchmen comienza con el asesinato del comediante y con Rorschach sumergiéndose en lo que probablemente sea una conspiración que cambiará el curso de la historia. Lo increíble de la narrativa es ver cómo salta de personaje en personaje, ver cómo cada uno trata de superar la sombra de la gloria pasada y de lo pequeños que son ante un mundo tan adverso.

Watchmen, complementa su historia con otros textos como extractos del libro escrito por Hollis Mason, el Night Owl original, entrevistas, y reportes psicológicos (incluso un cómic. Alan Moore nos da un cómic dentro de un cómic). Esto vuelve la historia más cercana y con una mejor y más definida forma.

Con temas como el miedo a la guerra, la ultraviolencia moderna y lo pequeños que somos en un mundo tan indiferente, Watchmen es una novela gráfica que es digna de ser leída, incluso si no te gusta el género de la novela gráfica.

Nota: Estos héroes de DC no temen ensuciarse las manos para contar una increíble historia y redefinir un género. Watchmen se lleva un cuatro de cinco.

2a1363b291bc05c59718588a76fbac842dda5863_hq

Ufff esta entrada llegó unas tres semanas tarde, pero al fin llegó. Nunca más pospongo una entrada, me desconecté de lo que está escrito unas diez veces. Ahora, me dedicaré a las entradas más pequeñas. Sigo leyendo, pero calmé un poco las pasiones y vamos a dos libros por semana. Quizás siga con reseñas, aunque no sé si me desenvuelvo bien al escribirlas. Iremos de a poco y ahí veremos cómo se da.

Espero que estén calentitos en este invierno tan frío. Háganse compañía con un té y un libro, el clima está perfecto para quedarse en casa y leer un poco, que leer nunca ha matado a nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s